«Me meo de la risa»

           Aunque esta es una frase común que todos en algún momento hemos dicho, existe gente que la padece en el sentido más literal de la frase. Esto NO es normal, me gustaría dejarlo bien claro, NO es normal orinarse al toser, reír, correr… Concha Velasco y sus “secuaces” venden como algo normal un problema orgánico y psicosocial. Cuando hay perdida de orina  queda en evidencia que algo falla y el cuerpo te esta mandando una señal (orgánico),además decimos que es un problema psicosocial porque no poderse tomar un café con las amigas, porque si te cuentan algo gracioso y no llevas una compresa o unas braguitas de repuesto a mano, te vas a tener que ir de repente , merma psicológicamente.


Imagen extraída de www.cuidadodelsuelopelvico.blogspot.com
            En este post voy a tratar las patologías desencadenadas por el déficit del suelo pélvico. Todas las patologías que voy a relatar NO son normales, se pueden prevenir, mejorar, curar… y no nos podemos conformar con ellas, acudiendo al fisioterapeuta especialista en uroginecología más cercano puedes encontrar tú solución.

  • La incontinencia urinaria de esfuerzo, como antes explicaba, mujeres que te cuentan que al reírse, al tose, al coger a tu bebe se les escapan unas gotitas de pis, que incluso intentando retenerlas son incapaces. Esto se debe a una hiperpresión sobre las vísceras pélvicas y un sobreestiramiento del suelo pélvico, teniendo como consecuencia un descenso de la vejiga. Si está se encuentra descendida porque el suelo pélvico esta “flojo” cuando hay una aumento de presión brusco por un descenso del diafragma al realizar un esfuerzo, la vejiga no soporta la presión abre su esfínter y se escapa la orina.
  • La incontinencia urinaria, es igual que la anterior, pero no hace falta que haya un aumento de presión, sino que la musculatura no hace su función y en cuanto la vejiga se llena se vacía porque no hay nada que se lo impida.
  • La urgencia miccional, esto lo padecen la gente que en cuanto le vienen las ganas de orinar tienen que buscar un baño urgentemente porque sino se orinan encima. Esta es la que mayor problema social produce puesto que no sabes en que momento se van a producir los escapes. En estos casos hay que hacer una reeducación vesical (recordarle a la vejiga como y cuando tiene que informar que esta vacía, medio llena o a rebosar).

Imagen extraida de la web www.nutricion.pro

  • La incontinencia anal, básicamente lo mismo que una incontinencia urinaria pero de heces, esto se debe al descenso del recto porque el suelo pélvico al no hacer bien su función no mantiene el recto en su sitio.
  • Las disfunciones sexuales, esto se puede deber a que existe una abertura vulvar y que el roce en la penetración disminuye teniendo como consecuencia una disminución del placer. También puede deberse a una disminución del umbral de la sensibilidad o a congestiones musculares por traumas (partos) o falta de vascularización (cuando a la musculatura no le llega sangre se debilita porque no se nutre). Estos son tan solo ejemplos, aunque hay más tipos de disfunciones sexuales.
  • Las infecciones de orina, se deben entre otras cosas a la abertura vulvar y a la escasez de distancia entre ano y vagina (aproximadamente son unos 2.5 cm). En la vagina hay bacterias que nos defienden de los agentes “malignos” pero son anaeróbicas, es decir, mueren en presencia de oxígeno, de modo que si la vulva esta abierta entra oxígeno y las mata dejando la vagina, que es nuestra primera barrera contra las infecciones, indefensa.
        Estas son las patologías más comunes, hay más pero creo que con estas representare al  menos al 95% de las mujeres con problemas de suelo pélvico.

        Bueno recapitulemos, sabemos donde esta, como se estropea, que problemas conlleva ¿a que estas esperando para hacerte una revisión? ¿Por qué no buscas una solución y dejas de ver como algo normal algo patológico? Busca tu fisioterapeuta especialista en uroginecología en tu ciudad y PONLE REMEDIO!!!

Publicado en Divulgativo
2 Comentarios en “«Me meo de la risa»
  1. hola Nekane,
    las bolas chinas, están bien pero son tan solo un complemento o mantenimiento de otras técnicas con las que realmente se consigue «mejorar ese muelle». Los ginecólogos se ven forzados a mandar las bolas chinas porque en la seguridad social no existe unidad de rehabilitación de suelo pélvico, y es la opción más economica que pueden mandarte, se lavan las manos de esta manera porque la mayoria de las mujeres ni siquiera las compran, otras las compran pero no saben como usarlas y nadie les explica, y otro tanto por ciento se las colocan y se les caen, eso es lo más frustrante… esto se debe a que previo a las bolas hay que hacer otro tipo de rehabilitación.
    Gracias por tu comentario, yo animaria a tu tia a ponerle remedio, ya sabe donde estamos, un saludo y gracias de nuevo!

  2. Anonymous dice:

    yo animaría a mi tia…como ella dice…»tengo el muelle flojo», pero al ir al médico le recomendaron k usara bolas chinas….no se…
    Interesante!!!! bien hecho y sigue asi!. Nekane P.