Mi ginecólogo dice que tengo «flojo» el suelo pélvico, pero no se porque

Este tema me lo comentan muy a menudo mis pacientes. Vienen preocupadas porque su ginecólogo les ha soltado esta frase sin ninguna explicación y se ha quedado tan ancho.
Ahora que ya le hemos puesto nombre y lo hemos localizado, vamos a ver  por qué se «estropea». Analizaremos las situaciones que pueden provocar la debilidad de nuestro suelo pélvico a lo largo nuestra vida.
La primera, y más escuchada por su alta incidencia, es el embarazo. Durante este periodo, aumenta el peso del útero, además debido a los cambios hormonales, el tejido conjuntivo pasa a ser más elástico, disminuyendo la cantidad de colágeno y aumentando la cantidad de elastina, por ello la capacidad de contraer el suelo pélvico disminuye. A todo esto debe sumarse el hecho de que con el aumento de volumen del vientre aumenta la curvatura lumbar, necesario para poder mantener el equilibrio. De esta forma se desplaza el eje de gravedad hacia atrás, provocando un aumento de la presión sobre el suelo pélvico incapaz de amortiguar.
Durante el parto también puede dañarse, principalmente por los pujos realizados durante el expulsivo, ya que cada pujo provoca un estiramiento del suelo pélvico, sobretodo en la posición en la se da a luz en los hospitales. Los problemas originados en un parto suelen son reversibles. El tiempo de rehabilitación dependerá de la tonificación de tu suelo pélvico antes del embarazo. Otros factores que aumentan el riesgo de daño durante el parto son:
  • Que el expulsivo sea mayor de 15 minutos.
  •  Un parto instrumentalizado (fórceps, espátula, ventosa…).
  •   El peso del bebe por encima de los 3.700kg.
  •   El perímetro craneal del bebe sea mayor de 35.5 cm.
  • Que la distancia entre el ano y la vagina de la madre sea menor de 2.5 cm, en este caso, es cuando se practican las temidas episiotomías “justificadas”.

Una vez estemos en el postaparto  no nos debemos relajar. Hoy en día nos consideramos “mujeres todo terreno”, por ello pensamos que podemos tener un bebe y volver a nuestras actividades sin ningún tipo de problema, ojo, que la culpa no es vuestra, es debido a la falta de información. Como recomendación, si tenemos que hacer un esfuerzo estando recién paridas deberemos fajarnos el abdomen ya que es este se encuentra distendido y poco tónico, por ello al mínimo esfuerzo se distiende aún más disminuyendo la capacidad de amortiguación y aumentando el estiramiento del suelo pélvico. Desde la fisioterapia uroginecológica se recomienda que pasen al menos 3 años entre el parto y el siguiente embarazo para que las vísceras se recoloquen y se recuperen.
El estreñimiento es otro motivo por el que se puede dañar nuestro suelo pélvico, la causa son los pujos que se hacen cuando intentas defecar. Estos, aunque en menor intensidad, se pueden considerar, a nivel de esfuerzo, como unos “micro partos”. Como antes hemos comentado que pasa en un parto, así que no me repito.
Estudios realizados por el equipo de Marçel Caufriez (padre creador de la fisioterapia uroginecológica) afirman que la herencia solo influye un 2%, pero aun así, es un factor a tener en cuenta.
La menopausia, durante esta fase la mujer sufre un descenso de estrógenos importante provocando una incapacidad “de volver los tejidos a su estado de reposo” tras un estiramiento del suelo pélvico, con lo que su capacidad para amortiguar el descenso de las vísceras es menor.
Ciertos  deportes, sobre todo aquellos  de alto impacto que inducen a realizar hiperpresión sobre las vísceras. Sabremos cuales son los hiperpresivos porque al realizarlos se abomba el abdomen, esto ocurre en lo abdominales clásicos, en el aerobic…
La cirugía, tanto de abdomen como en el periné, por ejemplo: las episiotomías, las cesáreas… todas las cicatrices dificultan la movilidad de los tejidos porque el tejido cicatrizal no tiene las mismas propiedades de flexibilidad y no amortiguan como deben.
Otros factores que inciden aunque en menor medida son:
·         Vestir prendas ajustadas a nivel del abdomen, de esta manera desactivas la faja abdominal, es decir, haces que los abdominales se vuelvan perezosos y no hagan su trabajo sobre cargando el trabajo del suelo pélvico.
·         Practicar canto o tocar instrumentos de viento, por el esfuerzo que supone a nivel abdominal y el movimiento del diafragma.
·         Tos crónica, creo que no hace falta explicarlo, pero toser es un esfuerzo que “estira” el suelo pélvico.
·         Obesidad, al aumentar el peso de la grasa que rodea a las vísceras aumenta la presión durante los actos de la vida cotidiana.
Después de todo esto creo que somos capaces de saber si estamos o no en riesgo de tener un suelo pélvico débil. Si es así, no dudes en acudir a un fisioterapeuta especialista en uroginecología. En caso de que no encontrar siempre podéis preguntar en el colegio oficial de fisioterapeutas de tu provincia o poneros en contacto conmigo y os facilitaré el contacto con algún colega.
¿Os parece difícil “fastidiarse” el suelo pélvico? ¿Alguna de vosotras tiene problemas  y no se encuentra entre los casos descritos? ¿Te consideras informada sobre los riesgos de parir empujando?  Muchas preguntas a las que espero contestéis.
Y como siempre si tenéis dudas, ya sabéis, aquí estoy.

Publicado en Divulgativo
5 Comentarios en “Mi ginecólogo dice que tengo «flojo» el suelo pélvico, pero no se porque
  1. Anonymous dice:

    Por drsgracia me e dado cuenta de q tengo el suelo pelvico devil a los 4 meses de embarazo, ya estoy de cinco y no me han dicho aun q vaya a las clases de preparacion al parto, estoy preocupada xq a mi madre le ocurrio lo mismo y naci antes de tiempo, incluso cn los ejercicios, no puedo siquiera levantarme sin q me duela, x favor ayudame o dime de un especialista en madrid. Mucha gracias.

    • Hola, se que no llego a tiempo, pero he estado de vacaciones y no he podido contestaros, durante el embarazo es dificil trabajar el suelo pelvico aunque se pueden hacer cositas, existen varios profesionales:
      – elena castello en fisiovitalia que esta en la calle palencia 2, primer piso
      -lidia serra telf 915599185
      -beatriz cosgrove 679777374
      – antonio meldaña

      si pones estos nombres en internet aparecen sus referencias y donde pasan consulta para que vayas al que más cercano te pille. Espero llegar a tiempo con la ayuda. Un saludo y animo

  2. LOLA dice:

    PERDONA LA BRUSQUEDAD DEL COMENTARIO ANTERIOR, PERO NO ES LO MISMO SABER QUE TIENES UNA HAMACA, QUE RECONOCER QUE TE VAS A CAER DE ELLA

  3. LOLA dice:

    PERDONA LA BRUSQUEDAD DEL COMENTARIO ANTERIOR PERO NO ES LO MISMO SABER QUE TIENES UNA HAMACA QUERECONOCER QUE TE VAS A CAER DE ELLA

  4. Anonymous dice:

    QUÉ HORROR SALVO LA OBESIDAD Y LA TOS, TENGO TODOS LOS FACTORES.ESPECIALISTA EN GRANADA, YA¡