Osteopatía pediátrica

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

El tratamiento en osteopatía pediátrica esta indicado desde el momento del nacimiento y durante todas las etapas evolutivas del desarrollo infantil.

En osteopatía pediátrica se realizan técnicas manuales suaves y no dolorosas, dentro de un protocolo de actuación encaminado a devolver el equilibrio a las diferentes estructuras físicas del bebé.

Dichas estructuras se ven sometidas a fuerzas de compresión, torsión y tracción desde el momento del nacimiento, pudiendo general alteraciones funcionales en el comportamiento y movimiento del bebé.

Los problemas más habituales en los primeros meses de vida son:

  • Cólicos del lactante, estreñimiento y malestar digestivo
  • Tortícolis, plagiocefalia y alteraciones posturales
  • Disfunciones en la coordinación de la succión-deglución-respiración

Más adelante, pueden darse alteraciones derivadas del mantenimiento de las tensiones y problemas iniciales, o producidas por golpes fuertes o repetitivos durante el desarrollo. Las causas de consulta más frecuentes son:

  • Estreñimiento y dolor abdominal difuso
  • Otitis agudas o serosas y problemas respiratorios
  • Escoliosis y deformaciones cefálicas
  • Alteraciones de la marcha y de la evolución psicomotora

En cualquier caso, es conveniente hacer una consulta de revisión general en todos los partos instrumentalizados (ventosa, fórceps y espátulas), en los casos de expulsivos muy largos y en los que haya habido sufrimiento fetal.